Universidad de Granada

Reseña histórica del Colegio Máximo

Reseña histórica del Colegio Máximo

Descargar versión en PDF

El principal motivo de la construcción del COLEGIO MÁXIMO fue la intención de la Compañía de Jesús de ubicar en la ciudad de Granada, una Casa de Noviciado y un Centro de Estudios de Humanidades y Filosofía.

El granadino Padre Juan de la Cruz Granero, Provincial de la Compañía, fue el impulsor y el fundador de esta obra. Los planos del edificio se deben a don Francisco Rabanal, arquitecto del Colegio de Madrid. La dirección técnica de las obras estuvo a cargo del jesuita Juan Soriano, que fue también el que eligió el sitio de la finca donde debía construirse el edificio.

En mayo de 1891 se hizo la compra de la finca; propiedad en esas fechas de doña María Angustias Pérez del Pulgar, hermana del Padre Agustín Pérez del Pulgar, insigne científico y gran impulsor de los estudios electromagnéticos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) de Madrid. Doña María Angustias estaba casada con don Alfonso Roca de Togores, Marqués de Alquibla y Senador en Cortes. El 14 de mayo, el Marqués en nombre de su esposa, hizo la escritura y se pagó la cantidad de 91.128 pesetas. El día 22 de ese mismo mes, tomaría posesión de la finca el Hermano Juan Soriano en nombre de la Compañía de Jesús.

El día 13 de noviembre de 1891, fiesta de San Estanislao, el Arzobispo de Granada, don José Moreno Monzón, bendijo la primera piedra de la obra. La planta del edificio es una gran cruz latina inscrita en un cuadrado, dejando en el interior dos espaciosos patios próximos a la fachada principal y otros dos más pequeños en la parte posterior. La fachada tiene 106 metros de lado por 15 de alto.

La descripción de la finca en la que está enclavado el Colegio Máximo la hace un equipo de peritos de la que se destacan los siguientes datos: “Se compone de 811 marjales, equivalentes a 42 hectáreas, 85 áreas y 48 centiáreas, de tierra de riego perpetuo y fijo, con cinco suertes de la acequia real de Dinadamar, procedente de la Fuente Grande de Alfacar… Tiene además varios manantiales abundantes propios de la finca”.

En mayo de 1894, se colocaba la cruz de la linterna de cuatro metros de altura, como remate del edificio. Aunque faltaba rematar la capilla principal y alguna otra pieza, la casa estaba ya dispuesta para recibir a los primeros estudiantes jesuitas. El coste total de las obras del edificio que, desde junio de 1891 hasta octubre de 1894, asciende a la cantidad de 899.225,47 pesetas. Los gastos de otras instalaciones como biblioteca, gabinete de física y museos fueron de 80.594,46 pesetas.

El edificio del Colegio Máximo se inauguró el día 3 de julio de 1894, fecha en la que pernoctaron en él los primeros jesuitas procedentes del Monasterio de San Jerónimo de Guadalupe (Murcia). En el primer curso 1894-95, iniciaron su vida en el Colegio Máximo 147 jesuitas entre profesores, hermanos, estudiantes y novicios de primer curso.

En el año 1898 se amplían los estudios de Humanidades y Filosofía con los de Teología. En el año 1901, se construye el Observatorio Astronómico, una gran idea del Padre Juan de la Cruz Granero, que fue su primer director.

Pasaron los años y con el advenimiento de la Segunda República Española, se produjo la disolución y expulsión de la Compañía de Jesús de España. Por Decreto de 23 de enero de 1932, se expropiaron todos los bienes inmuebles que poseían dedicándolos a diversos fines de la administración republicana. Se pensó en dedicar el edificio del Colegio Máximo para espacios docentes de la Universidad de Granada, pero no se llegó a realizar ninguna obra de adaptación, ni hubo ningún centro universitario ubicado en sus instalaciones.

El 18 de julio de 1936 se produce el inicio de la Guerra Civil Española. Poco después del alzamiento militar, el ejército ocupa el edificio del Colegio Máximo para dedicarlo a la Academia de Alféreces Provisionales. Terminada la guerra, el edificio fue devuelto a la Compañía de Jesús. Desde el año 1939, será la sede de la Facultad de Teología.

Más tarde, en los últimos años de la década de los sesenta, la Compañía de Jesús entró en contacto con la Universidad de Granada. Ésta inicia su expansión con la creación del Campus de Fuentenueva y con la intención de promover nuevos campus universitarios a instancias de don Federico Mayor Zaragoza, Rector de la Universidad de Granada. Las conversaciones mantenidas en esos años culminan el 11 de febrero de 1971 con la adquisición por parte del Patrimonio Nacional del Estado de la mayor parte de la finca de Cartuja, incluyendo el edificio del Colegio Máximo, que sería destinado a la Universidad de Granada.

Paralelamente, en terrenos adyacentes al Colegio Máximo, se construye el nuevo edificio de la Facultad de Teología que se inauguró el 30 de octubre de 1974. Durante varios años, el Colegio Máximo permaneció vacío, sin ser utilizado por la Universidad. Sin embargo, en el año 1983 se instaló en el mismo la Escuela de Estomatología, predecesora de la Facultad de Odontología (1986).